El CSIC avanza en el conocimiento para optimizar la producción en cautividad del caballito de mar narizón

publicado en: Nota de prensa, Noticias | 0

-Se ha estudiado cómo se desarrolla su sistema digestivo y determinado por primera vez el papel de los glicoconjuados en su desarrollo temprano.

-Se ha obtenido información, de aplicación directa en la técnica de cultivo ex situ desarrollada y puesta a punto por el IIM en 2012, acerca del desarrollo general de los órganos vitales, efecto de la dieta en la composición bioquímica de hígado e intestino, caracterización bioquímica de las células de la mucosa gástrica y capacidad de absorción del digestivo a lo largo del desarrollo de la especie.

Santiago de Compostela, 5 de septiembre de 2018. El Consejo Superior de Investigaciones Científicas continúa avanzando desde Galicia en el conocimiento de los caballitos de mar y, en concreto, en cómo optimizar la producción en cautividad del caballito de mar narizón a partir de la técnica desarrollada en 2012 por el grupo de investigación “Biología y Fisiología Larvaria de Peces” del Instituto de Investigaciones Marinas (Vigo).

Así, los resultados de la tesis doctoral realizada en el citado grupo desde 2013 por Claudia Ofelio bajo la dirección de Miquel Planas Oliver, científico titular del CSIC y jefe del citado grupo de investigación, permiten conocer las características de la morfología y fisiología digestiva de esta especie en los primeros estadios de desarrollo, lo que ayuda a determinar las capacidades digestivas potenciales y su relación con el tipo de alimento ingerido.

La tesis se ha presentado recientemente en la Universidad de Vigo con el título “Ontogenetic development and digestive functions in the long snouted seahorse Hippocampus guttulatus obteniendo la calificación de Sobresaliente Cum Laude y mención internacional.

Los caballitos de mar son especialmente vulnerables a los efectos de la presión antropogénica y a la sobreexplotación. Se alerta por ello a medio-largo plazo de la viabilidad de las poblaciones salvajes y se apuesta cada vez más por su cría ex situ, lo que abre la puerta a planes de reforzamiento de poblaciones repoblación”, explica Miquel Planas.

Incrementar el conocimiento sobre la alimentación, nutrición y fisiología digestiva del caballito de mar es clave para superar los posibles cuellos de botella de su cría ex situ. Por ello, en esta tesis se ha pretendido obtener información acerca del desarrollo general de los órganos vitales, el efecto de la dieta en la composición bioquímica de hígado e intestino, la caracterización bioquímica de las células de la mucosa gástrica y la capacidad de absorción del digestivo a lo largo del desarrollo. Toda esta información puede ser llevada a la práctica para optimizar la producción de la especie en cautividad”, añade Claudia Ofelio, autora de la tesis.

La investigación ha tomado como objetivo de estudio ejemplares de caballito de mar narizón (Hippocampus guttulatus), especie que se está cultivando en los laboratorios del IIM, donde se han obtenido tasas de supervivencia muy elevadas, si bien se ha observado en esta especie que las primeras etapas de desarrollo de sus juveniles se caracterizan por una baja eficiencia en la digestión y asimilación de alimento.

En este contexto, se ha estudiado por primera vez el papel de los glicoconjuados, componentes moleculares secretados por las células mucosas en todo el tracto digestivo de los vertebrados que desempeñan un papel muy importante en el reconocimiento y comunicación celular siendo a su vez responsables de diversos procesos fisiológicos, en el desarrollo temprano del sistema digestivo de la especie.

Los resultados, que se han publicado en revistas científicas como Journal of Fish Biology o Aquaculture, han revelado, por una parte, que la baja eficiencia digestiva observada en los primeros días de desarrollo de la especie se relaciona con una reducida actividad en el transporte de lípidos antes de los 20 días de edad y con un sistema digestivo inmaduro antes de los 30 días. Por otra parte, se ha determinado que el día 15 y el día 30 en el crecimiento de la especie son determinantes en el desarrollo del sistema digestivo, observándose que entre los días 15-20 se produce el primer giro intestinal y el segundo a partir del día 30. Con estos giros intestinales aumenta la superficie intestinal y, con ello, su capacidad de absorción del alimento ingerido y la eficiencia del alimento.

Los experimentos, realizados en los laboratorios del IIM con ejemplares hasta la edad de 60 días, han puesto de relieve también que el suministro de copépodos, pequeños crustáceos que forman parte del zooplancton marino, durante los primeros cinco días de vida permite la incorporación de fosfolípidos en el hígado de la especie, los cuales permanecen en elevadas concentraciones en edades más avanzadas, mejorando significativamente el crecimiento, la supervivencia y la bioquímica del sistema digestivo. Además, los resultados revelan que los glicoconjuados neutros podrían estar implicados en la digestión de sustancias simples, como los ácidos grasos de cadena corta, en las primeras etapas de desarrollo, mientras que una mayor presencia de glicoconjuados ácidos en etapas más avanzadas del desarrollo promovería la absorción de proteínas.

El estudio demuestra también que los caballitos de mar recién nacidos son morfológicamente similares al fenotipo definitivo, pero hasta el mes de vida, sus órganos y funciones biológicas no son completamente funcionales.

La autora

Claudia Ofelio (Pescara, Italia 1986) es licenciada en Acuicultura e Ictiopatología (2010) por la Universidad de Bolonia y doctora (2018) en Ciencias Marinas, Tecnología y Gestión por la UVigo. Sus líneas de investigación versan sobre Acuicultura, Nutrición Larvaria y Fisiología del Desarrollo.