La Xunta plantea un gran bulevar arbolado en la ETEA que conecte con la plaza y el paseo marítimo

publicado en: [:es]De Bouzas a Rios blog[:], ETEA | 0
  • El Gobierno gallego avanza en el desbloqueo del campus científico y tecnológico en el recinto militar

El proyecto de urbanización del ámbito PS-1, de cuyo desbloqueo están pendientes la Unviersidad y el CSIC, potencia el vial de acceso como la arteria principal del recinto con más espacio para los peatones y 80 plazas de aparcamiento.

Una gran avenida central arbolada, con más espacio para los peatones y 80 plazas de aparcamiento que desemboca en una Plaza de Armas con tráfico restringido y continúa por el actual paseo marítimo actuando como arteria principal de la futura ETEA. La propuesta de la Xunta para urbanizar el ámbito PS-1, de cuyo desbloqueo están pendientes la Universidad de Vigo, Zona Franca y el CSIC para poder licitar sus futuras instalaciones en el recinto, contempla además el derribo del edificio «Cuerpo de Guardia» para ganar estacionamientos y la conservación de la torreta de vigilancia del muelle como «elemento simbólico».

El Gobierno gallego avanzó ayer un paso más en este proceso administrativo tras publicar en el DOG el informe ambiental del proyecto, finalizado el período de consulta y una vez que la Dirección Xeral de Calidade Ambiental ha decidido no someterlo al procedimiento de evaluación estratégica ordinaria al no apreciar impactos significativos.

El ámbito PS-1, uno de los recogidos en el Plan Sectorial del Campus Científico Tecnológico del Mar en la ETEA, cuenta con una superficie de 20.000 m2 e incluye el vial principal de acceso, la explanada central, a la que se abren los edificios Faraday, Siemens y Kelvin, el muelle y los espacios lindantes con la playa de A Punta.

El borrador de la Xunta contempla como posibles soluciones para regular la entrada a la ETEA desde la avenida da Mariña Española una intersección tipo glorieta o una semiglorieta partida. Respecto a este punto, el Concello, entre las recomendaciones enviadas al Gobierno gallego, apuesta por la primera solución, además de recomendar la señalización de zona limitada a 30 km/h.

La avenida central, con 250 metros de longitud desde la entrada al recinto hasta la plaza de Armas, ganaría más espacio para los peatones al reducir la calzada de 10 a 6 metros y ampliar las aceras hasta los 4 metros.

En uno de los márgenes se reservarían 37 plazas de aparcamiento en línea y se conservaría los plátanos existentes, dado que son especies catalogadas, además de reponer los ejemplares necesarios para «recuperar la imagen histórica» del paseo. También se ampliaría el espacio ajardinado en torno al magnolio situado al final de la venida para «potenciar su presencia y singularidad».

El borrador del proyecto sectorial plantea un reajuste del ámbito PS-1 al incorporar el edificio conocido como «Cuerpo de Guardia», que actualmente forma parte del PS-6, para demolerlo y habilitar 43 plazas de aparcamiento.

Respecto a la plaza de Armas, el tráfico rodado estaría restrindigo al perímetro, con un carácter auxiliar secundario para dar acceso a los muelles y los edificios científicos y tecnológicos. El objetivo es que sea un «espacio diáfano de diálogo» entre los edificios de valor patrimonial y los espacios naturales de interés.

El documento contempla asimismo, a proupesta de Patrimonio Cultural, la conservación de la torreta de vigilancia del muelle, siguiendo la filosofía de mantener la memoria histórica e incluso contemplando su posible uso para vigilancia de la playa.

El arenal mantendría el uso público y se acondicionarían nuevos espacios en su parte más alta, facilitando el acceso desde el barrio de A Guía a las nuevas instalaciones y la comunicación por la costa con el de Ríos.

En la zona de tráfico rodado se reutilizarían las losas de granito existentes y este mismo material, además de hormigón se emplearía en la pavimentación de las áreas peatonales.

El Instituto de Estudos do Territorio propone, por su parte, que tanto el diseño propuesto para los pavimentos como para el mobiliario urbano se incorpore al resto de áreas del campus científico y tenológico. En este sendito, el Concello muestra su disconformidad con el modelo de farol por no guardar «ninguna relación» con el original, y recomienda analizar la colocación de las piezas de piedra preexistentes en los suelos.